Antonio Justel Rodriguez

De Tiá-Nannmén a Wuhan buscando libertad

 

I

 

... y cuál, cuál es, dínoslo, Señor,

cuál es el más divino y hermoso de sus misterios,

aquél, el que buscamos, el más alto y hondo de todos los del fuegos de la libertad;

II

ah, muéstranoslo y márcanos su emblema y signo, su valor y fuerza,

que con su luz y llama necesitamos prendernos, resucitarnos, vivirnos y revivirnos,

sanar las mentes, los corazones y el tiempo con que hayamos estado y discurrido aquí,

y asimismo, y también, curar y resucitar el mar, el aire y la tierra

que pudimos haber tocado o que toqué;

¡... pues que alguien, que alguien llegue a una ingente plaza pública con alma en paz y abierta,

a rogar o a pedir libertad, libertad y nada más que libertad,

y que, quien deba dársela, ordene que a tiros lo abatan y destrocen el cuerpo y la esperanza..!

ah, ah, esto sucedió a la Humanidad el 4 de junio de 1989 en la Plaza de Tiá-Nnanmén;

en Pekín, en la plaza más grande del mundo,

y, por ello, y tal vez, la más invocada y representativa,

pero también la más dañada, la más afligida, y, por ende, y ay, la más amada;

y en consecuencia, tras todo ello, y en este hoy - 05.05.2020 - del Año chino de La Rata -

el siguiente verso podría ser consigna, oración o lema único para el país,

para los 1.300 Millones de seres esclavos que habitan cerca y lejos de Tiá-Nannmén o Wuhan:

"nada más adorado, reverenciado y respetado, que el Partido Comunista Chino",

empeñado en que caigan los pequeños oasis libres, representados por Taiwan y Hong Kong";

III

... en la Ronda Crítica, es decir, en la 5ª Revolución de la Tierra,

- puesto que nos hallamos en la 2ª mitad de la 4ª, la mercuriana -

muchos Egos tendrán que cargar con su "Segunda Muerte" al hombro

y ponerse a esperar y a esperar en el Caos run inhóspito tren sideral,

que llegará recogiendo Egos desperdigados y desnudos por completo, sin vehículos ni alma:

estafadores y ladrones, vagos, obscenos, sierpes pestilentes y asesinos,

pues tal, tal será la cristalización e inenarrable estado de decrepitud espiritual que exhiban,

cuyos rasgos se habrán concretado en alguna de las múltiples formas de tan real calamidad;

.... habrá, no obstante, quien de pronto recuerde que, en su lejano antaño, al igual que hoy,

había Puntos y Líneas-Ley de conexión coherente entre seres y áreas de la Tierra,

y que, tratando de huir, busque ponerse a salvo tras un Maestro en común,

tras un Maestro Ascendido;

III

... en este instante,

en plenitud del Covid-19 - y cual si del 26 :20 de Isaías en este XXI se tratase,

acaso - insisto - pudiéramos dar traslado con prestancia a su exacta cita, diciendo:

"Anda, Humanidad querida y nuestra, mira y contempla Gaia, la Tierra, pues estos que ves,

son, hoy, tus aposentos, entra, entra, y, tras de ti, cierra la puerta:

pues tu paz, tu obediencia y aliento, ayudarán a que pueda pasar y consumirse la ira,

o ayuden a ganar la feroz batalla que exige, y exigirá siempre, verdad, bondad y belleza,

y así construir el don de una inédita lumbre que obrará la transformación profunda de la vida,

¿ quién podría prescindir, por tanto, y pues, de nuestras metas más divinas:

quién de todos los ingentes y magnificentes fuegos vivos que ha de implicar la libertad final ?

 

***

Antonio Justel

http://www.oriondepanthoseas.com

 

All rights belong to its author. It was published on e-Stories.org by demand of Antonio Justel Rodriguez.
Published on e-Stories.org on 18.07.2020.

 

Comments of our readers (0)


Your opinion:

Our authors and e-Stories.org would like to hear your opinion! But you should comment the Poem/Story and not insult our authors personally!

Please choose

Previous title Previous title

Does this Poem/Story violate the law or the e-Stories.org submission rules?
Please let us know!

Author: Changes could be made in our members-area!

More from category"Filosofico" (Poems)

Other works from Antonio Justel Rodriguez

Did you like it?
Please have a look at:

Pálpiti e pálpiti - Antonio Justel Rodriguez (Parole)
A special moment - Helga Edelsfeld (Filosofico)
Flying home - Inge Offermann (Altro)