Paul Ritz Danckovic

Bettie y la Toalla en la Puerta

 

Cuentos Infantiles

Bettie, la chica sin recuerdos...


 

Bettie y la toalla en la puerta...

 

 

Era temprano cerca de las 5.00 am de la mañana y el Papá de Bettie se preparaba para ir al trabajo. El padre de Bettie era un avezado conductor de buses provinciales, asiduo a la mecánica y a los fierros, como le decía su mujer, la madre de Bettie. Pasas todo los días metido en esos fierros y estas todo sucio con grasa y mugre. Eso le desagradaba mucho al padre de Bettie, el se duchaba bien después del trabajo y nunca quiso andar sucio. Se sentía molestado con los comentarios de su mujer. Siempre al levantarse como todos los días se duchaba, lavaba bien su cuerpo en la mañana, al medio día y en la noche...por la mañana antes de ir a trabajar ponía énfasis en sus parte intimas debido que al trabajar sus cuerpo transpiraba de tanto andar sentado al volante, la cual le producía una cierta incomodidad que al estar limpio y perfumado, le hacia evitar esas molestias...Sonaba el reloj justo a las 5:00 am...Como todos los días el Papá de Bettie se levantaba se duchaba bien lavado y se secaba con la toalla de mano la cual colgaba en la puerta...Bettie se levantaba a las 7:00 am se levantaba, se lavaba las manos y la cara...todos los días después de su padre. Bettie tenia un hermano. El cada día después de la escuela salia del hogar. En su bicicleta para juntarse con sus amigos e ir a jugar al fútbol, en distintas canchas que habían en el barrio. Como cada día después de las partidas de fútbol su hermano se duchaba...Eran cerca de las 9.00 pm el hermano de Bettie duchado y bañado se acostaba.

La ducha le provocaba un relax absoluto. Se quedaba profundamente dormido, el hermano de Bettie, Debido a las largas partidas de fútbol del día, y la ducha posterior a esas largas partidas...

Le era esquivo el levantarse, por lo general despertaba a las 7.45am siendo el horario de entrada a las 8.00 am. El hermano de Bettie corría apresurado a la parada del bus. Bettie como todos los días se levantaba a las 6.30 am después de su padre, se levantaba y se lavaba bien lavadas las manos y la cara y se secaba con la toalla que estaba colgada en la puerta, luego se peinaba con suma prolijidad, preparada a las 7.30 am Bettie partía a la escuela. Battie todos los días después de la escuela se acostaba para estudiar tenia un pequeño amigo que la acompañaba, mientras ella estudiaba. El amigo de Bettie era mucho menor que ella. Era un niñito como lo llamaba la madre de Bettie. El niñito tenia cerca de 8 años. Bettie 3 veces a la semana tenia clases extra programáticas Bettie cada lunes, miércoles y viernes iba a estas clases que eran en la tarde, su amigo el niñito de 8 anos la esperaba para jugar con ella en el computador. Bettie, fue un día con las chicas de la escuela, a la casa de un poeta premio novel que vivía en la costa, siendo su casa un museo. La guía turística, les mostró cada lugar de su casa. Una vez, llegadas al baño, la guía turística, les dijo que el poeta decía que había que lavarse las manos antes de hacer cualquier cosa. A Bettie, le pareció muy importante y se habituó a lavarse las manos antes de hacer cualquier cosa, según lo decida el poeta. Se levantaba Bettie se lavaba las manos y la cara como lo aprendió del poeta. Bettie como cada día, se lavaba la manos y la cara, se secaba con la toalla que estaba colgada en la puerta. Se peinaba y se iba a la escuela.

Un día la madre de Bettie se dio cuenta que su hija después de levantarse su padre y ducharse. su hija se lavaba las manos, la cara y se secaba con la toalla que estaba colgada en la puerta...La mamá de Bettie la regaño esa mañana por haberse secado las manos y la cara con esa toalla colgada en la puerta, al día siguiente, lo mismo, se levantaba el Papá de Bettie a las 5.30 am se duchaba bien lavado, se secaba, y se perfumaba y se iba al trabajo...Bettie se levantaba se lavaba las manos y la cara y se secaba con la toalla colgada en la puerta...La madre de Bettie explotó en ira al ver que su hija se secaba con la toballa y no le hacia caso...


como el dia siguiente la regaño y le dijo;

-no se seque con esa toalla Bettie...


-a lo que Bettie respondió lo mismo que el día anterior;

con tiernas palabras de niña inocente;


-Pero, porqué no mama...?

 

La madre respondió con tono marcado,

 

-porqué, yo no quiero...

 

Era tanto la manía de Bettie que hacia todos los días lo mismo. El Papá se levantaba a las 5.30 am se duchaba, se secaba, se perfumaba y se iba al trabajo.

Ya quedaba poco para que los niños salieran de vacaciones de verano. Se levantó el Papá de Bettie se ducho se perfumo y se fue al trabajo.

Bettie como todos los días se levanto después de su padre se lavo las manos como dijo el poeta en aquella visita aquel museo, se lavo la cara y se peino. La madre la observo y le dijo;

-Bettie, por qué, se seca con esa toalla

 

Bettie respondió con una pregunta;

y porqué no mamá?

 

-la madre ya cansada de decirle que no se secara con esa toalla le dijo;

-yo no quiero que se seque con esa toalla. Por qué, su Papá se seca el poto con ella...

 

 

 

Arturo Elias

Sedelke-Quiroz

 

 

All rights belong to its author. It was published on e-Stories.org by demand of Paul Ritz Danckovic.
Published on e-Stories.org on 22.02.2022.

 

Comments of our readers (0)


Your opinion:

Our authors and e-Stories.org would like to hear your opinion! But you should comment the Poem/Story and not insult our authors personally!

Please choose

Previous title Previous title

Does this Poem/Story violate the law or the e-Stories.org submission rules?
Please let us know!

Author: Changes could be made in our members-area!

More from category"Infancia" (Short Stories)

Other works from Paul Ritz Danckovic

Did you like it?
Please have a look at:

Ese día... - Paul Ritz Danckovic (Fantasia)
El Tercer Secreto - Mercedes Torija Maíllo (Fantascienza)